Pensar en las ciudades

En esta platica organizada en NYU, Richard Florida, Paul Romer y Robert Sampson hablan sobre los retos de las ciudades: pobreza, crimen, desigualdad, mercado laboral y crecimiento económico. Queda claro que importa cómo los gobierno enfrentan estos temas, el tipo de políticas que implemente y cómo crean eficiencia en todos los mercados relacionados en la ciudad. Romer invita a pensar en los espacios públicos como puntos para reducir brechas de desigualdad entre los habitantes de la ciudad. Vale la pena.

Reforma fiscal y base monetaria

El día de hoy Banxico presentó su Informe Trimestral Enero-Marzo 2015. Además de recortar el pronóstico de crecimiento del país para 2015, el informe presenta un recuadro en el que explican cómo la reforma fiscal que entró en vigor en enero de 2014 tuvo efectos claros en el aumento de la demanda por dinero en efectivo. Aquí algunos de los cambios y sus consecuencias (Cita de las páginas 35-38):

  1. Cambios en deducciones autorizadas sobre el ISR. La aplicación de un monto máximo a las deducciones personales sobre el ISR de personas físicas podría haber generado incentivos a incrementar el uso de efectivo. Por un lado, disminuye los incentivos a utilizar pagos electrónicos y exigir comprobantes fiscales y, por otro, incrementa el beneficio del prestador del servicio al negociar el precio y recibir el pago en efectivo con el fin de evadir el pago de impuestos.
  2. Percepción de una mayor fiscalización. Las mayores atribuciones de fiscalización incluidas en la Reforma Hacendaria podrían haber llevado a algunos individuos a sustituir el uso de medios de pago electrónicos por billetes y monedas para asegurar, por ejemplo, que sus erogaciones por pagos con tarjeta de crédito sean congruentes con los ingresos fiscales declarados.
  3. Incremento del IVA en la frontera. La homologación del IVA en la frontera del 11 por ciento al 16 por ciento podría haber generado incentivos a incrementar el uso de efectivo para evitar el pago del impuesto correspondiente. Esta modificación al marco tributario podría ocasionar que el alza de la demanda de efectivo sea proporcionalmente mayor en las localidades próximas a la frontera, dado que, éstas enfrentan dicha modificación en adición al resto de las medidas contempladas en la Reforma Hacendaria.
  4. Reducción al monto máximo de cheques al portador (de 20 mil a 5 mil pesos). Esta medida pudo llevar a los individuos acreedores de un pago mayor a 5 mil pesos a solicitar el pago en efectivo. Ello, con el objetivo de evitar recibir un cheque nominativo que sea sujeto de fiscalización.

En suma, las modificaciones al panorama fiscal y regulatorio pudieron haber favorecido un mayor uso de billetes y monedas, lo que habría dado lugar a un incremento en la disposición de efectivo de cajeros automáticos y a reducciones en el uso de medios de pago alternativos al efectivo.

RetirosBanxico TransaccionesBanxico

Lo anterior muestra que los agentes económicos buscan siempre la forma de no ver afectados sus ingresos. ¿Cuando diseñan las políticas fiscales pensarán en la conducta de los individuos?

Competencia en transporte público, recomendación para Tlaxcala

En un documento denominado “Ideas para promover la competencia económica“, que publicamos en agosto de 2014 en Central Ciudadano y Consumidor, decíamos que:

El transporte público local constituye un medio fundamental para el desplazamiento de bienes y personas, para la movilidad de las ciudades y para la reducción de emisiones de gases contaminantes en beneficio del medio ambiente. La regulación de este medio está a cargo del Estado y, de manera particular, son los gobiernos locales los encargados de ejecutar las políticas públicas en la materia. El diseño de éstas depende de la organización institucional y restricciones de cada uno de los gobiernos, así como del marco normativo.

En este mismo documento analizábamos dos resoluciones de la Cofece en materia de transporte público sobre la normatividad en Aguascalientes y Veracrz:

En 2013, la Comisión Federal de Competencia emitió dos opiniones respecto a la legislación de transporte público en los estados de Veracruz y Aguascalientes[1]. En éstas la Comisión encontró prácticas anticompetitivas en distintas etapas del mercado; entre otras a) la participación de agentes ya establecidos en los procesos de asignación de nuevas concesiones; b) el método de otorgamiento de concesiones de transporte no permite la competencia para entrar al mercado y c) requisitos materiales a concesionarios, como contar con vehículos de máximo un año de antigüedad, que pueden constituir barreras a la entrada y pueden aumentar los costos de manera injustificada en perjuicio de los consumidores.

Ahora tocó a Tlaxcala. En su opinión OPN-006-2015 que revisa la Ley de Comunicaciones y Transportes (LCT) de la entidad, su respectivo Reglamento así como el Decreto que suspende indefinidamente el otorgamiento de nuevas concesiones y autorizaciones para la prestación del servicio público de transporte de pasajeros, la Comisión recomienda, entre otras cosas:

  • Eliminar la suspensión indefinida impuesta por el DECRETO que ha impedido desde 1999 el otorgamiento de nuevas concesiones y autorizaciones para prestar el servicio público de pasajeros, el cual constituye una barrera insorteable a la entrada de nuevos agentes que podrían generar presiones competitivas sobre los actuales prestadores del servicio;
  • Utilizar esquemas pro-competitivos para la asignación de concesiones en ciertas modalidades conforme a parámetros técnicos (considerando por ejemplo que la LCT establece que las concesiones se otorgan a petición de los interesados “cuando resulte necesario” de acuerdo a una declaración del Ejecutivo estatal);
  • Aplicar regulación tarifaria en el transporte público de pasajeros conforme un análisis técnico-económico en caso de que las circunstancias así lo ameriten; en lo que se refiere al transporte de carga, flexibilizar el régimen de entrada y considerar una regla de libertad tarifaria;
  • Eliminar ventajas indebidas y criterios de preferencia, en particular para obtener concesiones de que gozan “los tlaxcaltecas por nacimiento, los mexicanos con residencia de más de un año en el Estado y las sociedades mexicanas registradas en Tlaxcala”, así como la posibilidad de reexpedirlas en favor de los familiares del concesionario fallecido; y
  • Limitar el alcance de diversas facultades discrecionales y conceptos indeterminados tratándose del otorgamiento, cancelación y modificación de concesiones y autorizaciones, los cuales generan condiciones de incertidumbre jurídica e inhiben la entrada (por ejemplo la declaratoria de existencia de necesidad pública de los servicios de transporte y su satisfacción, la realización de estudios para fijar tarifas y la aplicación de sanciones con motivos de “competencia desleal”).

Así que esperemos que las autoridades estatales revisen esto de manera puntual y se garantice, a través de la competencia económica, la mejoría del servicio de transporte público en la entidad (sobra decir que es deficiente, y que se utiliza políticamente para alimentar clientelas electorales).

Combis, el típico transporte en el estado

[1] Para el caso de Aguascalientes, se consideró la opinión vertida en el Oficio PRES-10-096-2013-071. Para el caso de Veracruz la opinión del Pleno de la Comisión emitida el 14 de abril de 2013 y votada por unanimidad por los entonces consejeros de la Comisión.

Metas equivocadas

meta del SAT para 2015
Foto tomada en el SAT

El día de ayer un empresario me paso esta foto, que refleja lo mal que están las prioridades del Gobierno Federal en materia hacendaria. La política recaudatoria debería de estar orientada sí a recaudar más, pero  sobre todo a recaudar mejor. Aproximadamente el 60% de la fuerza laboral está en la informalidad, por lo que no pagan impuestos o no pagan completamente, si esto es así, significa que esos “2 billones” se extraerían de quienes de por sí pagan impuestos. Lo anterior se agrava si se piensa que el Gobierno Federal hizo un pacto para no modificar el esquema impositivo en lo que resta del sexenio, es decir no tendremos nuevo impuestos ni se modificarán los actuales. Por lo anterior, difícilmente podríamos pensar que la meta se va a lograr vía impuestos generalizados al consumo, por ejemplo. Pero lo peor del caso es pensar en ¿para qué quieren ese dinero? Uno pensaría que para generar bienes públicos que ayuden a reducir las brechas de desigualdad, por ejemplo; sin embargo, ejemplos sobren del mal gasto gubernamental, como reglar teles y tabletas electrónicas, o pagar por hacer mal la licitación de un tren, o gastar en fastuosos (y estilosos) viajes a Londres, o cualquier largo etcétera. Así que todo mal, primero deberían de decir con claridad qué quieren hacer y luego pagamos, pero como están las cosas, más bien parece la voracidad de un gobierno extractivo que debe cubrir los baches de la caída de los precios del petróleo.

#CowenSachs

Muy interesante plática sobre economía política entre Tyler Cowen y Jeffrey Sachs. Vale la pena, hablan de distintos temas, desde una crítica a Acemoglu y Robinson, Rusia y China, México (que Sachs piensa que es un misterio que no crezca como debería, Cowen apunta bien que algo tiene que ver la informalidad), hasta África y otros temas sobre economía del desarrollo.

No todo lo que comemos es lo que comemos

Hace unos día, la organización Oceana presentó un reporte sobre  el incorrecto etiquetado en restaurantes de productos hechos con Cangrejo Azul de las costas de Maryland y D.C., en Estados Unidos. En muchos de los restaurantes del área se vende la receta de Crab Cakes y dicen que se hace con dicha especie de cangrejo. Resulta que investigadores de Oceana determinaron que en 47% de los casos en Annapolis, 39%, en D.C. y 9% en Maryland Eastern Shore. Es decir, los consumidores compran algo pensando en el ingrediente (éste es un atractivo turístico del área) y acaban consumiendo 8 especies distintas a las del cangrejo azul de Maryland (vean estudio completo).

Imaginemos el caso aquí en México. Ir por cecina de Yecapixtla y que no sea de ahí, o mole negro de Oaxaca que esté hecho en China. O el caso de los cortes Argentinos, que en México no se permiten; pues la carne traída de las pampas está prohibida desde el caso de la fiebre aftosa. ¿Cómo cuidamos esto? Para los consumidores, sin duda es muy difícil saber si lo que comen es de donde dicen los restaurantes. Si el gobierno interviniera, sin duda sería un despropósito, se generarían altos costos de verificación, y daría pie a abusos típicos de los órganos verificadores. Lo mejor es que los restaurantes adopten programas de certificación, sellos de calidad (que se otorguen con metodologías claras y transparentes) y que hagan programas de autorregulación, para evitar que quienes hagan malas prácticas afecten a quienes si venden lo que dicen que venden.

Resultados Generales, OCEANA

¿Por qué está así el precio del huevo?

Huevo
Estacionalidad del precio del Huevo

La gráfica muestra el cambio de los precios del huevo por mes en el periodo 1970-2011. Como se puede apreciar, históricamente entre marzo y junio alcanza sus valores más bajos, mientras que entre julio y octubre los más altos. Lo anterior, tiene que ver con factores climatológicos y de los ciclos de producción del huevo.

Con todo lo anterior, los siguientes actores han declarado que el alza que observamos hoy es producto de factores estacionales: Unión Nacional de Avicultores, Consejo Nacional Agropecuario, Sagarpa. Probablemente, a ellos les sorprendió el alza y decidieron declarar algo que parece no tener sustento en los datos agregados de cambios en los precios del producto.

Por otro, la Profeco ha dicho que el punto del alza se encuentra en que las comercializadoras de huevo exhiben a los vendedores precios más altos que aquellos a los que realmente compran a los productores. Es decir, de acuerdo a esta versión hay una manipulación por parte de los intermediarios que tiene como efecto el alza en los mercados. De ser verdad esto, ¿por qué no se observaron estas alzas antes? ¿Qué impedía a los comercializadores realizar esta práctica? ¿Hay denuncias de vendedores que observaron alguna alza atípica?

La producción del huevo en 2014 alcanzó un máximo con 2.5 millones de toneladas, contra las 2.3 que se registraron en 2012 cuando se registró la crisis de gripe aviar, por qué entonces estas alzas. Hay que recordar que México es uno de los principales consumidores de huevo fresco en el mundo, cada mexicano consume, en promedio, alrededor de 20 (+/- 2) kilos de huevo al año y es la principal fuente de proteína animal de los deciles de ingresos más bajos de la población. Hasta 2012, los precios relativos del kilo de huevo eran los más baratos en el mundo ($10 a $15 pesos), y por la producción nacional no había importaciones, por lo que fluctuaciones en precios relativos del exterior no afectaban los precios nacionales.

La crisis de la gripe aviar de 2012, modificó las condiciones de mercado. De hecho, debido a la disminución de la producción se abrió la importación del huevo desde Estados Unidos y otros países, y se eliminaron aranceles de importación para países con los que no se cuenta tratado comercial. Lo anterior, pudo tener como efecto que los precios domésticos se homologaran a los precios internacionales, por lo anterior, a pesar del aumento en la producción no se han observado reducciones en el precio, pues los productores obtienen mejores condiciones a los precios internacionales.

Por otro lado, el precio del huevo se determina principalmente por lo que suceda en el mercado de la pasta de soya y maíz, por lo que la depreciación del peso puede ser uno de los factores que estén alzando los precios. Lo anterior depende de la magnitud de las importaciones que se hagan de alimentos, así como de los comercializadores que sigan importando huevo de Estados Unidos (en lugar de comprar huevo nacional). De hecho, en enero de este año, de acuerdo con datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos las exportaciones de huevo de ese país hacia México aumentaron 91.5% (comparado con enero de 2014). En suma, el tipo de cambio y la anterior apertura del mercado pueden ser las razones por las que observemos un alza en el producto.

Finalmente, se tienen que verificar las políticas públicas en materia agraria que se han hecho en este mercado. Por ejemplo, una de las razones por las que la gripe aviar pegó tan fuerte en la producción fue porque ésta se encuentra concentrada en Jalisco (55%), por lo que la entrada del virus en esa entidad afectó a la mayor parte de la producción. En ese entonces se repartieron apoyos para descentralizar la producción, habrá que revisar cómo se utilizó el dinero y si verdaderamente ha funcionado. De lo contrario se siguen proponiendo puras ocurrencias para un alimento tan importante para los mexicanos. Además, si como la Cofece ha planteado en estos mercados hay prácticas monopólicas y éstas encarecen los productos hasta en 40%, habrá que ver el efecto de los cambios del precio en el huevo en los hogares más pobres.

Engordar al Estado

En una reciente nota en el diario El Economista se mostró que los mexicanos prácticamente no modificaron su conducta a raíz del impuesto a los refrescos, derivado de la reforma fiscal que entró en vigor en 2014. De hecho, de acuerdo con datos de Euromonitor, el consumo per cápita de refrescos en 2014 fue de 111 litros, cifra similar a los 111.8 que se registraron en 2009. Mientras datos de encuesta (BCG) muestran que las personas han hecho poco o nada para cambiar sus hábitos, además de que ven este impuesto como una afectación a su ingreso disponible.

Por otro lado, el ganador fue la SHCP que derivado del IEPS a las bebidas endulzadas o saborizadas alcanzó ingresos por 18,254.9 millones de pesos, en su primer año de aplicación. ¿Lo gastó en temas relacionados? De hecho no, hay denuncias porque no hay un plan todavía para instalar los bebederos en las escuelas, además la ASF mostró cómo se han gastado mal los recursos en los temas de combate a la obesidad y sobrepeso. No sorprende dado que como se señaló, se construyó primero la política fiscal antes que la sanitaria en el tema de obesidad.

En fin, en ese año 2013, cuando se discutía la reforma, en Central Ciudadano y Consumidor publicamos un estudio en el que hicimos una amplia revisión de la relación entre impuestos y efectos sobre obesidad. La siguiente tabla es parte del estudio, queda claro por qué a un año del gravamen se observan esos resultados.

Autor Resultado Medido Precio o medida impositiva estudiada Población de Estudio / Datos Resumen de resultados
Estados Unidos
Auld y Powell (2009)[i] IMC Precio de frutas, verduras y comida rápida Adolescentes (14 y 17 años). Encuesta Monitoring the Future (1997-2003). N=73,041 Asociación significativa entre precios y resultados en IMC. Para precio de comida rápida la asociación es inversa y para la fruta y verdura, directa.
Chriqui, Chaloupka y Powell (2009)[ii] IMC Impuestos a refrescos en tiendas y máquinas expendedoras Adolescentes. Encuesta Monitoring the Future y datos contextuales de impuestos a nivel estatal entre 1997 y 2006. Analizan datos entre 1997 y 2006. Sus resultados muestran que no existe relación estadísticamente significativa entre los impuestos estatales al refresco y el IMC en adolescentes.
Beydon, Powel y Wang (2008)[iii] IMC y Obesidad Precios de frutas, verduras y comida rápida Adultos (20 a 65). Encuesta Continua de Ingesta de Comida por Individuos. 1994-1996. N=7,333. Los resultados no muestran asociación estadísticamente significativa entre los precios de la comida rápida y el IMC u obesidad. Asociación no significativa entre precios de frutas y verduras y obesidad o IMC. Elasticidad precio negativa significativa entre precio de frutas y verduras e IMC.
Chou, Grossman y Saffer (2004)[iv] IMC y Obesidad Precios de la comida en restaurantes, precios de los restaurantes de comida rápida y precios relativos de la comida en casa Adultos (edad>18 años). Sistema de Vigilancia de Factores de Conductas de Riesgo. 1984-1999. N=1,111,074 Elasticidad precio negativa estadísticamente significativa para el precio de los restaurantes tanto para IMC como para obesidad. Elasticidad precio negativa estadísticamente significativa del precio de la comida en caso tanto para IMC como para obesidad. Elasticidad precio negativa para los precios en restaurantes de comida rápida para IMC y no significativa para obesidad.
Kim y Kawachi (2006)[v] Prevalencia de obesidad a nivel estatal en Estados Unidos Impuestos en bebidas dulces y snacks Promedios estatales para adultos. Sistema de Vigilancia de Factores de Conductas de Riesgo. 1991-1998. No hay diferencias estadísticamente significativas en obesidad entre los estados que tienen impuesto y los que no tienen.
Miljkovic, Nganje, y de Chastenet (2008)[vi] Sobrepeso y obesidad Precios del azúcar, papas y leche entera Adultos (edad>18 años). Sistema de Vigilancia de Factores de Conductas de Riesgo. 1991, 1997 y 2002. N=55,550. Aumentos en los precios del azúcar y la leche entera están asociados significativamente con menor probabilidad de obesidad, mientras que el aumento en precio de las papas está asociado con mayor prevalencia de obesidad.
Lin, Smith, Lee y Hall (2011) Peso e ingesta calórica Impuesto a bebidas dulces (Sugar-sweetened beberages) Adultos y niños. Diversas encuestas nacionales. Mediante un modelo de simulación, aplica un impuesto hipotético del 20% a las bebidas dulces. Estima que hay una reducción en las calorías ingeridas al día en una pequeña cantidad. Los resultados demuestran que las hipótesis impositivas sobre estiman los resultados en pérdida de peso hasta en un 63% para el primer año de aplicación.
Fletcher, Frisvold, Tefft (2010)[vii] IMC y ingesta calórica Impuesto a bebidas dulces Adolescentes y Niños. Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición y bases de impuestos a nivel estatal en EUA. 1998-2006.N=20,953 Analizan el impacto de los impuestos estatales en el consumo de bebidas dulces. Los datos demuestran una reducción moderada en la cantidad consumida en niños y adolescentes, adicionalmente, esta baja no parece haber impactado en el crecimiento de la obesidad, pues se ve sobre compensada con el consumo de otras bebidas calóricas.
México
Barquera, Hernández-Barrera, Tolentino, Espinosa, Rivera, Popkin, y  Ng Wen (2008)[viii] Calorías consumidas Simulación de aumento de precio Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 y Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares, 1989, 1998 y 2006. Encuentra que la elasticidad precio por refrescos es positiva lo que sugiere que se trata de un bien normal, por lo que a cambios en el ingreso hay cambios en el consumo (más ingreso, más consumo). Asimismo, encuentra que hay una relación negativa entre un aumento simulado del 10% a los precios de estas bebidas y su consumo. Hace el experimento de elasticidad cruzada con leche entera y salen unos resultados modestos en cuento al consumo. Advierten de los problemas metodológicos del estudio y de la necesidad de analizar más a fondo y a nivel individuo estas relaciones.

[i] Auld, M.C.; and, Powell, L. Economics of Food Energy Density and Adolescent Body Weight. Economica. 2009.

[ii] Powell, L.; Chriqui, J.; Chaloupka, FJ. Associations between State-Level Soda Taxes and Adolescent Bodymass Index. Journal of Adolescent Health Sep 45(3Suppl):s57-63. 2009.

[iii] Beyound, M.A.; Powell, L.M.; and, Wang, Y. The Association of Fast Food, Fruit and Vegetable Prices with Dietary Intake among US Adults: Is There Modification by Family Income? Social Science and Medicine 24(8):1032-39. 2008

[iv] Chou, S.Y.; Grossman, M.; and, Saffer, H. An Economic Analysis of Adult Obesity: Results from the Behavioral Risk Factor Surveillance System. Journal of Health Economics 23(3):565-87. 2004.

[v] Kim, D.; and, Kawachi, I. Food Taxation and Pricing Strategies to “Thin Out” the Obesity Epidemic. American Journal of Preventive Medicine 30(5):430-37. 2006.

[vi] Miljkovic, D.; Nganje, W.; and, de Chastenet, H. Economic Factors Affecting the Increase on Obesity in the United States: Differential Response to Price. Food Policy 33(1):48-60. 2008

[vii] Fletcher, Jason M., Frisvold, David E. and Tefft, Nathan, The Effects of Soft Drink Taxes on Child and Adolescent Consumption and Weight Outcomes (August 26, 2009). Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=1464542 or http://dx.doi.org/10.2139/ssrn.1464542

[viii] Op. Cit. 34

El dilema del político: House of Cards 3

*Spoiler Alert* Si no la has visto no sigas leyendo.

Terminé la tercera temporada de la serie al día siguiente de que se hubiera estrenado, 11 horas de seguir la presidencia de Frank Underwood. En general, creo que es la temporada más compleja, lenta y hasta aburrida de las tres; a la vez me parece que retrata mejor que las anteriores lo que significa el ejercicio del poder.

En su extraordinario libro, Politician’s Dilemma, Barbara Geddes analiza la conducta egoísta de los políticos y modela los cálculos que deben hacer a la hora de tomar decisiones. Dice que el dilema más común que enfrentan es el conflicto entre la necesidad del política de supervivencia inmediata y los beneficios a largo plazo que puede ofrecer en materia económica. Así los políticos tienen que decidir entre políticas que los pueden ayudar a ganar la elección inmediata o hacer reformas que tendrán efectos en el largo plazo.

Este es precisamente lo que Underwood vive en esta temporada. Ante la crisis política interna que el propio presidente detona con las acciones de ascenso al poder, necesita ganar popularidad y unión en torno a una política sello de su administración. America Works es su propuesta, crear 10 millones de empleos a costa de fondos de retiro y ahorro de los trabajadores. Un plan que retrata el propio dilema intertemporal, dar empleo hoy a costa del bienestar futuro de los trabajadores.

Pero el ejercicio del poder, también lo va dejando solo. Mientra durante el ascenso podía ofrecer algo a cambio del apoyo de los demás, ahora en la cima no tiene nada que ofrecer. Ser presidente lo dejó sin un plan. Una política de apropiación de fondos y redistribución no es suficiente para convencer a nadie de su apoyo. Jackie, Remy, Mendoza, y al final de la serie Claire, van dejando solo a Frank (el único que se mantiene fiel es Doug, aunque da la impresión contraria). No hay acción, amenaza o dinero que pueda convencer de que un político como él, que en esta temporada muestra sus torpezas al frente del poder, merece ser seguido.

Por ello no es casualidad que trate de utilizar la otra gran carta para ganar apoyo: la política exterior. en la opinión pública se estudia el efecto “rally ‘round the flag”, en el que crisis internacionales o guerras hacen que el electorado se una en apoyo a su presidente. Por eso, tensa las relaciones con Rusia a través de un plan de pacificación en el valle de Jordania. Sin embargo el plan falla ante la ambición de su esposa, sus propias ambiciones y la incapacidad del personaje para comunicar claramente el propósito de su conflicto con Rusia. A la larga, su comportamiento errático en ese caso le cuesta su relación con Claire, quien es parte fundamental en esta temporada.

Por último, su búsqueda por la reelección (aunque el nunca fue electo, pero es el incumbent) es igualmente un desastre. Se lanza con la popularidad por los suelos, sin nada que ofrecer al público más que su fallida política de America Works y el desastre de política exterior. Por otro lado el enfrenta el abandono de su equipo (Jackie y Remy) y el poco apoyo de su partido, donantes de campaña etc.. Entonces, como pocas veces Frank trata de utilizar a Claire, rompen la típica relación de equipo que habían tenido, provocando que al final ella decida irse.

A ver cómo continúa la siguiente temporada. Dejo algunos artículos más completos sobre el análisis de la temporada:

House of Cards season 3 is the show’s best — and worst — season so far. Vox

House of Cards Season 3: The Binge Review (Episodes 1-13). The Atlantic

12909003735_588863644c_k

Justicia Cotidiana

El pasado 20 de enero, asistí a invitación del Dr. José Roldán Xopa a un conversatorio sobre justicia administrativa. Este evento se dio en el marco de los foros que está organizando el CIDE con motivo del encargo del Presidente para identificar elementos que afectan a los ciudadanos en el acceso a la justicia cotidiana.

El punto de esta participación era discutir y proponer algunas ideas sobre cómo configurar la agenda temática sobre el acceso a la justicia administrativa, cuyo foro se realizará en Guanajuato el próximo 29 de enero. Desde la atención ciudadana, el papel de las instancias jurisdiccionales en materia administrativa hasta corrupción fueron los temas tratados por los invitados.

Yo me fui a la mesa de corrupción, que creo que es uno de los temas que afectan todos los días el acceso a la justicia cotidiana. En particular, me gustaría señalar algunos de los puntos que me interesan sobre el tema:

  • La sobrerregulación, mala regulación o falta de regulación abren espacios que pueden propiciar la corrupción. Imaginemos un trámite ante el gobierno (de cualquier orden) que sea muy complejo, añadamos que tenemos información incompleta sobre los requisitos y trámites, aunque hayamos consultado las fuentes públicas. El resultado es un excesivo poder al servidor público de la ventanilla frente al ciudadano. Esta iniquidad se puede resolver si el funcionario nos pide algo a cambio de agilizar el trámite o dejar pasar alguno de los requerimientos, si no lo pide él el ciudadano puede ofrecerlo. Lo anterior, genera esquemas de agilización de trámites a través de conductas indebidas, digamos que se genera un mercado negro de la eficiencia administrativa. Por parte del gobierno, se podría actuar poniendo en marcha un programa de mejora regulatoria que simplificara los trámites, le apostara a la transparencia de requerimientos y trámites, y tuviera mecanismos uniformes de atención al ciudadano.
  • Por otro lado, comentaba el Dr. Roldán que la corrupción presenta una paradoja, pues puede representar lo malo, pero también una solución a un asunto administrativo. En ese sentido, pienso que para mejorar buena parte de los trámites en los gobiernos deberían de ver los procesos que se generan en el contexto de la corrupción. Hay procesos eficientes mediante corrupción que son catalogados como tal porque están fuera de la ley, pero qué pasaría si se adoptaran esas prácticas como legales. Imaginemos que hay un trámite que debe de pasar por 8 revisores antes de aprobarse, mediante el mecanismo alternativo, sólo pasa por una mano. Lo anterior, nos diría que el trámite no necesita las 8 revisiones y por lo tanto se puede mejorar. Por supuesto aquí hay varias consideraciones, probablemente los gobiernos se ven beneficiados de la corrupción por se un mecanismo de extracción de rentas y por lo tanto nadie quiere simplificar el trámite legalmente pues estas rentas desaparecería. Un observador externo podría señalar esas eficiencias y recomendárselas a los gobiernos. Sería un buen paso.

En Central Ciudadano y Consumidor iniciamos hace un mes una iniciativa para mapear trámites de cualquier ámbito de gobierno y hacer propuestas para mejorarlos. Creemos que es importante este aspecto para mejorar la relación entre el gobierno y la ciudadanía. Pueden participar en nuestra iniciativa aquí.

Haz click y llena el formulario
Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora